inicio
Jueves, 04 Abril 2013 11:01

Lori Meyers y su "Impronta"

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Lori Meyers. Impronta. 2013. Universal Music

Para comprender mejor esta reseña, tenemos que viajar en el tiempo hasta el Fib 2005. Unos meses antes, uno de mis amigos y compañero de viaje hacia Benicasim, Álvaro Parrilla, me dijo: “mira, escúchate este grupo, si no me coincide con ningún grupo importante, los veré en el Fib”. Fiándome del gran gusto musical de este, empecé a escucharlos y lo primero que se me pasó por la mente fue: “¿vuelven Los Brincos, vuelven Los Ángeles?” y me embargó un sentimiento de alegría y esperanza. Una vez ya en el festival, fuimos a verlos. No habíamos ni 300 personas en ese escenario, y dieron un conciertazo. Aún recuerdo bien la sensación que me produjo. Era un afortunado por estar allí, porque desde ese momento supe que se harían famosos, y que sus fans del futuro matarían por haber vivido ese momento, y que seguramente volverían a ese festival para tocar delante de miles de personas en el escenario principal. Chúpate esa Nostradamus.

Casi 8 años más tarde, Lori Meyers son uno de los referentes musicales más importantes de este país y ya no solo de la música independiente, labor que se trabajaron a conciencia gracias a esos ritmos bailables de su anterior disco “Cuando El Destino Nos Alcance”. Ahora con “Impronta”, su último trabajo, han querido sutilmente retroceder en el tiempo, no al 2005, pero si al menos a ese “Cronolanea” donde sus canciones empezaron a ser más potentes, conservando aún esas melodías pop. Eso se puede percibir nada más empezar el disco con “Planilandia” primer sencillo que pone de antemano que va a ser un disco mucho más suave que su predecesor, con un estribillo al más puro estilo Lori, con un sinte que mezcla el pasado y el presente de la banda. En mi opinión la mejor canción del disco. Se puede decir que se divide entre canciones como “El Tiempo Pasará”, “Huracán”, “Una Señal”, “A-Sinte-Odio” que recogen el legado musical de los Lori de los últimos años de ritmos más bailables con arreglos “más modernos” de sintetizadores, e “Impronta” “De Los Nervios” y “Tengo Un Plan” que son más simples y suaves. Mención especial a canciones como “Emborracharme”, que muy seguramente sea el hit, ese estribillo pegadizo que todo fan de los granadinos saltará en sus conciertos y en los clubs de sus ciudades, y “Zen”, un auto-homenaje a ellos mismos de sus primeros discos pero sin olvidar introducir un estribillo potente de esos que nos tienen acostumbrados últimamente, así que diríamos que es solo un amago. Y termino con “Deshielo” y “Despedirse”, esta última es la que cierra, y que son las baladas del disco, donde podemos sentir el lado más sensible de Noni, y esa voz cálida y suave que con ayuda de una letra sincera hacen que te olvides, al menos por unos instantes del caos que reina en esta vida tan moderna.

No, no son mis Lori de ese primer Fib. No son los Lori de canciones simples y estribillos de voces corales al estilo Los Ángeles. No son los Lori de “Tokio ya no nos quiere”. Pero son los Lori de escenarios grandes, de canciones potentes donde a veces terminan sin camiseta, los Lori experimentales, los que han sabido mantenerse en el difícil mundo del artista donde un día estas arriba y otro abajo, y ellos, no solo están arriba, si no que suben y suben, hasta de volumen, y no tienen intención alguna de volver a bajar/lo.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal