inicio
Sábado, 10 Marzo 2012 12:08

La comunión perfecta

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

Evento: Pony Bravo + Za! + Betunizer + Edith Crash, Let’s Festival, Salamandra 1, L’Hospitalet de Llobregat

Fecha: Viernes, 9 de Marzo, 2012

Las tres bandas ofrecieron un show colaborativo en el que fusionaron perfectamente sus estilos. Completó la cantante francesa, con un directo intimista y furioso.

Un gran grupo de público heterogéneo se congregó en las puertas Salamandra dispuestos a recibir el segundo fin de semana del Let’s Festival, igual de heterogéneo que el cartel que se presentaba. Cuatro bandas con cuatro estilos fuera de lo convencional para una noche de ritmos hipnóticos y éxtasis musical.

Abrió el fuego la franco-catalana Edith Crash, que salió al escenario armada únicamente con su guitarra y una caja de ritmos. Con eso y con una voz que oscilaba de los tonos más dulces a los golpes de rabia mas directos. A través de este estilo folk-pop tan personal e intimo defendió los mejores temas de su repertorio, mientras el público se iba congregando en las primeras filas, sin saber la que se le venía encima...

Porque lo que estaba por venir era la representación perfecta sobre un escenario de los lazos comunes entre tres bandas, unidas por una amistad personal. Cuando Betunizer se presentó sobre el escenario, desde la primera nota irrumpió en el ambiente de la sala con una ametralladora sonora que evolucionó desde el post-punk hasta el funk-metal, recordando en algunos momentos a los Pixies mas rabiosos. La voz aguda y punzante de su cantante José Guerrero rompía los frenéticos ritmos de bajo de Pablo Peiró, y el buen rollo reinante se hizo patente cuando los dos componentes del grupo Za! saltaron al escenario para acompañar el ritmo frenético de los valencianos, armados con una baqueta y un cencerro.

Y es que los barceloneses iban a ser los siguientes en saltar a la arena. Su estilo es no es fácil de definir. Temas de casi diez minutos orquestados con una colección de bases psicodélicas, un gran muro de efectos de sonido, coros casi espirituales y un auténtico virtuosismo a la batería. Todo ello preparado para elevar a los artistas a un éxtasis musical, en comunión con el público, como si de un ritual se tratara. Mientras Pau entraba en delirio sobre el escenario, encorvado sobre su guitarra, el batería Edu se daba una excursión por todo el foso de la sala, baquetas en mano, buscando ritmos en cualquier superficie. Cuando se avecinaba el final de su turno, se produjo el segundo momento comunión de la noche: los componentes de Pony Bravo y el batería de Betunizer se incorporan a la orgía sonora para elevarla a un nivel más allá, con una segunda batería y múltiples percusiones. El show acabó por todo lo alto, con el público expectante por el plato fuerte de la noche.

Pony Bravo se han convertido en un grupo de culto dentro de la escena indie experimental. La banda andaluza han conseguido un sonido propio y rápidamente identificable en el que se mezclan dosis de rock, flamenco y reggae sobre una base instrumental con denominación de origen del sur. La voz de Daniel Alonso aporta una consistencia perfecta al conjunto, entre un viejo cantante de blues y un predicador que mueve a los fans mas fervientes.

Abrieron fuego por todo lo alto con “La voz del hacha”, “El piloto automático” y “Super broker”, todas ellas coreadas por un público cada vez mas metido, para sumergirse después en sus reminiscencias mas flamencas con “Niña de fuego” o las excursiones reggae de “Pumare-Ho!”. Los componentes de Za! se incorporaban de tanto en cuanto para el acompañamientos en los coros y los instrumentos de viento. Volvemos a los himnos de la banda, los más esperados por los fans, con “El guarda forestal” y “Noche de setas”. Al margen de los teclados de Dani, los tres integrantes restantes se iban turnando su posición entre guitarra, bajo y batería, aportando una nota más de originalidad a la banda. Entre medías, un pequeño tránsito por las influencias mas notables del grupo, con la versión de un clásico de Radio Futura.

El momento álgido de la noche llegó con el final del set. La sala entera se hizo una comunión perfecta. Los componentes de Za! y Betunizer saltaron al escenario y acompañaron a los sevillanos para una interpretación multitudinaria de su hit “La rave de Dios”, que hizo entrar en un trance multitudinario a todos los asistentes a la sala. Y el puyazo final, como no podía ser de otra manera, con el estribillo mas coreado de la noche, el de “El rayo”.

Nadie en la Salamandra quería que una noche tan memorable acabase, posiblemente ni los propios Pony, por lo que salieron una vez más a la escena para poner el broche con un bis que culminó con “China da miedo” y un tema inédito, “Mi DNI”.

Tres bandas amigas y un show en perfecta comunión.

 


Por J. Guerra

Fotos: Leticia T. Blanco @leticiadelarge

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal