inicio
Sábado, 21 Abril 2012 14:47

Templeton, el murmullo tras el silencio

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Evento: Templeton + Cosmen Adelaida, Neu!Club ( Sala Galileo, Madrid)

Fecha: 20/04/2012


Tras su disco “Exposición Universal”, Templeton regresa a Madrid para presentarnos su nuevo trabajo, “El murmullo”.

Siempre hay una primera vez para todo, y, anoche, tuvieron lugar varias “primeras veces”. Primera vez que pisaba la sala Galileo, primera vez que tenía el placer, en mayúsculas, de ver a Templeton y primera vez que éstos recalaban en Madrid para presentar su segundo álbum.

Pasaban 10 minutos de la hora marcada por la organización, cuando cruzábamos las puertas de la sala Galileo. A nuestra llegada, poco más de diez personas se encontraban en el lugar. Así pues, decidimos sentarnos cómodamente a charlar, cerveza en mano, mientras los músicos ultimaban los detalles. Conforme se iban acercando las diez, el local comenzaba a llenarse y fue en este momento cuando, con un tímido “buenas noches”, Cosmen Adelaida dio por inaugurada la velada,

De los madrileños pudimos escuchar algunos temas de su disco “7 picos” como “Alcobendas”, con el que comenzaron el concierto, o “Si quieres, salgo”, así como temas de sus trabajos anteriores: “No soy espiritual”, “Supermercado” o “A todo color” fueron algunos de los que sonaron a lo largo de la noche. También hubo tiempo para presentar nuevas canciones, entre ellas “En el parque”.

La noche daba de sí y llegó el turno de las versiones, en esta ocasión junto a invitado de lujo, Javier Carrasco, teclados y coros en Templeton. El tema elegido no fue otro que “El viaje del héroe” de Betacam, el proyecto en solitario del propio Javier.

Tras esta versión, “Equis” fue la encargada de cerrar la actuación de Cosmen Adelaida. Una actuación brillante en la que demostraron que dominan a la perfección cada uno de sus temas.

Durante el cambio de instrumentos, pudimos ver como los chicos de Templeton daban un toque primaveral al escenario, decorando los micrófonos con ramos de flores.

Con todo ya en su sitio, el público esperaba impaciente la salida del grupo. Templeton no se hace de rogar y aparece sobre el escenario madrileño repartiendo agradecimientos con los que comienza el recital. “Miércoles capítulo” abre el setlist de la noche, seguida por “El cazador”. Después, continúan con los agradecimientos, esta vez al público. Las muestras de gratitud vienen en forma de canción con el tema “Sofá-cama”, perteneciente a su primer disco.

Para “El caminante”, Álvaro llama al escenario al trompetista Sergio López y cuenta que el tema está inspirado en un yonqui célebre de su ciudad, Torrelavega. Aprovechando el momento, saluda a los asistentes que han venido al concierto desde allí y que copan las primeras filas de la pista de baile.

Continúa la noche con “Sabe mejor”, canción tras la cual, hacen un guiño al pasado tocando dos temas de “Exposición universal”. El primero en sonar es “La rana”. La sala a estas alturas es una auténtica fiesta en la que la tónica dominante es el buenrollo, tal y cómo queda patente cuando las primeras filas comienza a entonar el eslogan “Álvaro capullo, queremos un hijo tuyo”. Las risas inundan el ambiente y sólo se ven acalladas por los acordes de “Las casas de verano e invierno”. Llega el turno de dar las gracias a las personas que han creído en ellos (Natalia, Alicia y Agustín) y también a su técnico de sonido.

“Entre los sicomoros” da paso a un instante mágico, en el que el propio Álvaro pide relajación. De nuevo, momento de presentaciones. Aparecen sobre el escenario dos invitados armados con un chelo y un violín, mientras que la teclista cambia su instrumento por otro violín. Este potencial queda perfectamente conjugado en “Mar Cantábrico”, un tema delicado, sublime.

Con todo el arsenal sobre las tablas, da comienzo el sprint final. “Los días” se lleva una gran ovación por parte de un público entregado al 200%.

La última de la noche requiere de nuevo la presencia del trompetista. Con la formación al completo (10 integrantes sobre el escenario), “Miedo de verdad y en condiciones”, otra de las obras maestras de ese “murmullo” es la encargada de decirnos adiós.

O, más bien hasta luego. Porque, tras escasos minutos y con un simpático “venga hombre”, los miembros de Templeton vuelven al escenario para regalarnos un bis que comienza con “Brasil”. Al ritmo de esta canción y con el público completamente eufórico, algunos de los asistentes forman un tren que recorre toda la sala entre palmas, silbidos y coros.

Para terminar, un segundo tema, el último del disco y el último de la noche: “Vestido de blanco” que pone el punto final a una velada perfecta.

Tres años han pasado desde que en 2009 Templeton publicara su primer disco. Un tiempo largo, de espera, de silencio. Pero después de la noche de hoy hemos podido comprobar que la espera, más que nunca, ha merecido la pena y que tras ese silencio “El murmullo” comienza a sonar con la fuerza de un grito.

Marta Fernández @martita_mey

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal