inicio
Sábado, 24 Marzo 2012 10:06

Iván Ferreiro se confiesa por todo lo alto en Madrid

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

Evento: Iván Ferreiro. Confesiones de un artista de mierda. La Riviera.

Fecha: 23/03/2012

Sold out en la Riviera para Iván Ferreiro, que repasa lo mejor de su carrera con una treintena de temas en su gira de “Confesiones de un artista de mierda”.

 

hannah

A las nueve y cuarto de la noche ha dejado de sonar “1999” de Love Of Lesbian en la Riviera (el disco había dado dos vueltas mientras cientos de personas abarrotaban la sala), se han apagado las luces, y con el característico empiece de película con el que comienzan los conciertos, Iván Ferreiro y su banda han aparecido en escena.

Toda la verdad” ha sido la elegida para abrir el repertorio de casi treinta canciones, la noche en la que el gallego y sus músicos han vuelto a Madrid con la gira de “Confesiones de un artista de mierda”, disco que vio la luz en octubre del año pasado.

Junto a Iván se encontraban su hermano Amaro y Emilio Saiz a las guitarras, Gael Pintos a la batería y Martiño Toro en el bajo y percusiones. Nada que ver con los conciertos que ha dado últimamente el antiguo vocalista de los Piratas en Madrid, en los que eran únicamente él y su piano.

Esta noche venía con fuerza, venía con banda, y como siempre, con ganas de regalar canciones, así que casi sin hablar, enlazó “Me toca tirar”, “Paraísos perdidos”, y “Extrema pobreza” con la aplaudida “Ciudadano A” en la que tanto él como el público se han dejado las gargantas con el famoso “vendiendo Europa a los americanos”. A este clásico le ha seguido la nueva “Mi munchausen”, y el subidón de ésta se ha unido a “Farenheit 451”, dónde mientras Iván estaba en el teclado, todos hemos gritado como si nos fuera la vida en ello, aquello de “cerdos, ignorantes…”.

ivanCanciones para el tiempo y la distancia” ha precedido a “Tío vivo”, que nos ha llevado años atrás, a esos tiempos de Piratas que Iván ha querido recuperar en este último trabajo. “Jet Lag” se ha unido a “Tristeza” a través de unos bonitos acordes de piano, que ha acabado en un viaje muy esperado: “El viaje de Chihiro”.  Todo esto sin descanso, una canción tras otra nos hemos encontrado con “Mi furia paranoica” y de nuevo, Iván se ha dirigido al piano quedándose solo en el escenario para regalarnos “Inerte”.

Lo siguiente ha sido una versión de “Toxicosmos”, de Los Planetas, a la que ha añadido su toque personal y único, y que luego ha unido con la adorada “M”, que ha servido para volver a meter al público en el concierto, que después de la canción versionada se había quedado bastante callado.

Los músicos vuelven a salir al escenario para “Años 80” seguida de “Rocco Sigfredi” y luego Alex Ferreira aparece en escena y tras la petición de Ferreiro, que había anunciado que habría una sorpresa, todo el público le canta el “Cumpleaños feliz” antes de que éste colabore en “Promesas que no valen nada”.

Es el momento de los hermanos Ferreiro. Se quedan solos en el escenario y Amaro empieza a tocar los acordes de “S.P.N.B”. La sala se convierte en un karaoke colectivo en el que casi no se oye a Iván. Cuando acaba, Ferreiro saca una chuleta “porque en esta le va a hacer falta” y es cuando yo sé que ya puedo morir tranquila, porque por fin he oído en directo la balada de los zombies, esa “Canción de amor y muerte” que te rompe por dentro.

Iván anuncia que van acabando, la banda vuelve a salir al escenario y empieza “N.Y.C” y “Santadrenalina”, a las que le sigue la que siempre es la más esperada y ya se ha convertido en todo un himno: “Turnedo”. Hoy la fusionan con “Diecinueve” de Maga, desatando la locura entre todos los que estamos allí, que queremos amanecer siameses tomando la luna juntos. Cuando parece que la cosa ya no puede ir a más, ni a mejor… continúan con “Días azules” y “Piensa en frío”. Ahora si, se van del escenario, y los que estamos en el público, casi sin fuerzas y sin voz, reclamamos “otra”.

Se encienden las luces. ¿Ya está? No. No está. Se vuelven a apagar y cuando vueven a ocupar el escenario empieza a sonar “El equilibrio es imposible”. Es una noche de nostalgia, han sonado muchos temas de los primeros discos de Iván en solitario, pero también muchos de Piratas. Todos cantamos… “¡qué caras más tristes!” mientras sonreímos, levantamos los brazos y saltamos. Esto si podría ser un final para una noche mágica, pero aún queda algo mejor. “Mi coco” es la que cierra la noche, casi por partida doble, ya que tras olvidar la letra, Iván Ferreiro la empieza a tocar de nuevo. Ahora sí se acaba todo. Porque “él quiere ver la segunda parte de Sálvame Deluxe. Y nosotros somos jóvenes y nos tenemos que ir a dormir.

amaro ivan

Por Hannah Muela @Mrs_Hannah

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal