inicio
Miércoles, 03 Julio 2013 09:24

Hellfest 2013

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)


Gran fin de semana de hard rock y metal en el festival más importante de Francia, el Hellfest de Clisson. Durante tres días pudimos disfrutar de uno de los carteles más importantes del panorama festivalero europeo, con bandas como Kiss, Def Leppard, Whitesnake, Danzig, ZZTop, Down, etc.

Es bastante complicado resumir en apenas unos cuantos párrafos todo lo vivido en el que, probablemente sea, uno de los mejores festivales a los que jamás haya acudido, pero intentaré reflejar de la mejor manera posible toda la magia que durante unos días pudimos vivir en la localidad francesa de Clisson.

Para poneros en situación, Clisson es una pequeña localidad de apenas 6.000 habitantes, ubicada en la región francesa de la Loira Atlántica, a unos 30 km de la capital de la región, Nantes. Pese a su pequeño tamaño, cada año desde hace 8, y durante tres días se convierte en la capital europea del heavy metal y del rock and roll. El festival ha ido creciendo en todos los aspectos, desde hace ya varias ediciones, cuenta con 6 escenarios: 2 principales (Mainstage 1 y Mainstage 2), 2 dedicados al metal extremo (Altar y Temple), otro con un carácter más stoner y rockero (Valley) y uno dedicado al punk y al hardcore (War Zone), por los cuales rotan más de 150 bandas entre las 10:30 de la mañana y las 2:00 de la madrugada, con tres conciertos simultáneos durante todo el día.

Pero la grandeza de este festival no reside solo en la cantidad de bandas o de escenarios, la verdadera magia, se encuentra en el ambiente festivo y de buen rollo que reina en el pueblo, en el camping y en el propio recinto. La organización se merece una mención especial… yo que he estado en numerosos festivales a lo largo y ancho de la península ibérica, sólo puedo decir que da gusto acudir a un festival y no sentirte tratado como ganado en el matadero. En el Hellfest se nota que lo primero es el cliente, y digo cliente, porque en España parece que las promotoras se han olvidado de lo que en realidad son los festivaleros. Estoy convencido de que este festival, al igual que otros tantos europeos (Wacken, Graspop, Download, etc.) han crecido hasta semejantes dimensiones debido al gran cuidado que se le da a los asistentes así como a cada detalle que rodea al festival (precios, camping, marketing, servicios y acomodaciones, etc.). Para no levantar envidias no me extenderé mucho hablando sobre la maravillosa zona vip habilitada para la prensa, dotada con baños independientes, barras donde se podía pagar con dinero real, sofás y zonas d descanso, zona de ordenadores, entrada independiente (sin colas), incluso hamacas!!!... además con una sala dónde se llevaron a cabo ruedas de prensa de algunas de las bandas del festival (Def Leppard, Korn, Down, etc.)… por no hablar de que te podías encontrar a cualquiera de las bandas tomándose algo por allí… un LUJO!!!.

Sin haber empezado a comentar los conciertos, creo que se empieza a reflejar porqué el idioma más hablado tras el francés y junto al inglés es el español. Cada vez hay más viajes organizados desde distintas zonas de España: País Vasco, Galicia, Madrid, Cataluña, etc. Lo cierto, es que el viaje es algo duro, sobre todo para los que optamos por la opción coche (1150 Km desde Galicia), pero conociendo la grandeza del festival se te hace muy llevadero, sobre todo si la compañía es buena y en mi caso lo era… no solo buena, si no la mejor!!!. Empecemos pues a revisar lo vivido en el festival día a día:

Día 1 (viernes 21/06/2013)

La emoción por entrar en el recinto y empezar a ver a las bandas, nos hizo entrar en el recinto sobre las 10:30 de la mañana, el cansancio del largo viaje del día anterior había desaparecido de golpe, gracias a un subidón de adrenalina, emoción y placer que solo la música te da y que se prolongó durante tres días. Por la mañana pude ver a: Dr. Living Dead banda sueca muy influenciada por Suicidal Tendences y que salen al escenario ataviados con máscaras de calaveras; Kissin Dynamite banda con un sonido hard rockero angelino mezclado con glam rock; disfrutamos del gran concierto de los vascos Berri Txarrak en la War Zone y de los nórdicos Hardcore Superstar, momento en el que el recinto comenzaba a estar bastante lleno… y todavía eran las 14:00 h. Tras una breve pausa para comer regresamos al recinto para seguir rockeando el resto del día, sin prácticamente descanso. Por la tarde asistí al gran recital de Saxon con el público ya completamente entregado; también acudí al concierto de Hellyeah (banda de Vinnie Paul ex Pantera) quizás un poco sosos; Europe banda, que pese a no ser un gran fan debo reconocer, que ofreció un gran concierto, convirtiendo el recinto en una gran fiesta; Testament los cuales pese a tocar un repertorio basado en los últimos discos lograron generar los primeros pogos en el público… ojo!! Hablamos de pogos de miles de personas… verdaderas batallas campales. Tras Testament, llegó el momento de Twisted Sister, que gran concierto!!!... Dee Dee Snider sigue en forma a su edad, que manera de comerse el escenario!!, extasis total entre el público con los himnos “We are gonna Take it” y “I Wanna Rock”.


Tras los Sister llegó el momento de disfrutar de una de las bandas a las que más ganas le tenía de todo el festival: Whitesnake. Habían pasado casi 5 años desde la última vez que pude disfrutar de la banda de Mr. Coverdale en directo, y no puedo negar que tenía dudas de la forma en la que se podrían encontrar, sobre todo del estado de la voz de Coverdale, que en los últimos años le ha acarreado algún que otro problema… sin embargo la Serpiente Blanca se erigió sobre el público de Clisson como unos de los grandes triunfadores de esta primera jornada, con un repertorio basado en los discos “1987”, “Slip of the Tongue” y “Forevermore”.

Mientras reponía fuerzas con una crepe (la oferta de alimentación era enorme dentro del recinto), me acerqué a la carpa del Valley para ver a Sleep, banda de Stoner y Doom que me permitieron recuperar fuerzas. Antes de que finalizaran su concierto me dirigí de nuevo al Mainstage 1 para coger un buen sitio desde el que ver a Def Leppard. Con puntualidad inglesa, aparecían sobre el escenario los Elliott, Savage, Cohen, Campbell y Allen… aunque con ciertos problemas con el sonido durante las primeras canciones, la banda sonó fenomenal, están en un estado de forma increíble. Me gustaría ser más objetivo con los Leppard, pero las ganas de verlos subidos a un escenario tras tantos años de espera logran tapar cualquier error de sonido o de lo que sea. El repertorio basado en su increíble álbum Hysteria, con una puesta en escena brutal, reforzada con unos efectos audiovisuales geniales!!!. Sin duda, un punto positivo del concierto es poder ver sobre el escenario al bueno de Vivian Campbell que se encuentra en plena lucha contra el cáncer, y que demostró que armado con su guitarra y con sus ganas de vivir no existe enfermedad a la que temer. Gran concierto lleno de nostalgia por la grandeza de los años 80 de la banda y de todo lo que lograron con uno de los mejores discos de la historia del rock… “Hysteria”.

Tras Leppard tuve que correr hacia el Valley para poder disfrutar de unos temas de Neurosis, banda de la que me declaro fan, pero que debido a los acoples tuve que perderme media hora de su recital… Lo poco que pude ver me encantó, su post rock y ambient rock industrial, quizás sea mejor disfrutarlo en sala y con más tiempo, pero sonaron muy bien y demostraron la calidad que tienen. Para acabar la primera jornada regresé al Mainstage 2 para ver lo que el bizarro proyecto de Tobias Sammet, Avantasia, podían ofrecer sobre el escenario. No me gustó lo que vi, creo que no es para mí, aunque a la gente se le veía disfrutar. Espere hasta que entre los numerosos invitados que se subieron al escenario apareció Eric Martin, cantante de Mr Big, banda que me encanta, esperando que fuera capaz de mejorar lo que estaba viendo, sin embargo logró todo lo contrario, así que decidí dar por finalizada la primera jornada del festival.

Día 2 (sábado 22/06/2013)


El clima de Clisson me recordó mucho al clima de Galicia, mi tierra, sobre todo por la inestabilidad: pequeños chubascos, algún claro, etc. Lo bueno de este clima es que las temperaturas (frescas durante la noche y la mañana) te permitían descansar en la tienda sin que pareciera un invernadero. El sábado decidimos dedicar la mañana a pasear por las calles de Clisson, disfrutando del ambiente festivo del pueblo y de la cordialidad de sus gentes. En distintas terrazas había programados conciertos de bandas de versiones locales… resulta curioso presenciar un concierto de versiones de Slayer o Sepultura sentado en una terraza al lado de una familia con niños pequeños y abuelos incluidos, demostrándose de nuevo la grandeza del festival.

Tras la sesión de turisteo y regeneración volvimos al recinto del festival sobre las 16:00h. Nada más entrar me fui directo al Valley, para coger un buen sitio para Witchcraft. Los suecos eran una de las bandas “pequeñas” que más ganas tenía de ver. Lo cierto es que unas semanas antes del festival habían cancelado todas las fechas de la gira, debido a la enfermedad de uno de los miembros de la banda y eso junto con la cancelación de Masters of Reality, había sido una noticia terrible para mí. La sorpresa llegó una semana antes de que comenzara el festival con la noticia de que Witchcraft se mantenían (más bien regresaban) en el cartel. Me gustó mucho su show, buen doom clásico para empezar una jornada de festival. Tras los suecos salí disparado al Mainstage 1 para coger un buen sitio para Down, una de mis bandas favoritas con uno de mis cantantes predilectos de todos los tiempos, el gran Phil Anselmo (Pantera, Down, Superjoint Ritual, etc.). En ese momento no éramos conscientes de que a partir de entonces el festival sería de Mr. Phil Anselmo, ya entenderéis a lo que me refiero… El sábado Down, ofrecieron uno de los conciertos del festival, Anselmo se entregó en cuerpo y alma al público, el setlist estuvo basado en “Nola”. La entrega de Phil quedó reflejada cuando completamente enloquecido comenzó a golpearse la frente con el micro, llegando a hacerse sangre.

Finalizado el gran concierto de Down, regresé al Valley para ver a Karma to Burn, los cuales estuvieron correctos, quizás algo insulsos. La sorpresa fué ver sobre el escenario sólo al batería y al guitarrista, cuando años atrás la banda estaba integrada por un total de 4 músicos. Tras el stoner instrumental de Karma to Burn, y tras un breve descanso, nos acercamos a ver el final del concierto de Accept, coincidiendo con la salida al escenario de Phil Anselmo, que cantó un tema a medias con el frontman de la banda Mark tornillo (sustituto del mítico Udo), y que acabó arrodillándose y reverenciando delante de la banda alemana (Anselmo 2nd part). Tras los alemanes regresamos al Valley para ver a Red Fang, los cuales ofrecieron un buen concierto, quizás con un sonido no del todo bueno, que fué mejorando tema a tema. Tenía ciertas dudas acerca de Red Fang, ya que las críticas de su visita a España en el pasado Sonisphere no habían sido del todo buenas, sin embargo, en Clisson ofrecieron un buen concierto lleno de sludge, stoner y con cierto aire redneck.

Nada más finalizar el concierto en el valley nos dispusimos a coger un buen sitio en el Mainstage 1 para ver el concierto de los clásicos sureños ZZTop. Con los barbudos de Texas llegaba uno de los conciertos más esperados de todo el festival, y muy especial para mí… aunque nunca haya sido el mayor fan de los texanos, siempre he tenido un gran respeto por su música y por todo lo que representan dentro de la historia del rock. El concierto fue sublime, con un set plagado de clásicos y con una puesta en escena cuidadísima. Finalizado el recital de Gibbons y cía. el recinto se encontraba completamente lleno, por lo que decidimos quedarnos en el escenario principal para guardar sitio para el concierto de Kiss. La espera estuvo amenizada por la actuación de Bullet for My Valentine en el Mainstage 2; dado mi desconocimiento sobre la banda, y dado que su música y sonido no son lo mío, prefiero no opinar sobre su actuación.


De nuevo con total puntualidad, saltaban al escenario Kiss, una de las actuaciones más esperadas del festival y sin duda el gran cabeza de esta edición. Si algo asegura Kiss es espectáculo, con un escenario impresionante, lleno de pirotecnia, plataformas, fuego y demás, la banda americana ofreció una de las mejores actuaciones del festival, la única pena es no haber podido disfrutar de ellos más tiempo, es la única pega de ver a una banda que amas en un festival, que siempre te sabe a poco. El del Hellfest era el último concierto de la banda en Europa, por lo que se entregaron al completo; entre otras sonaron: “Psycho Circus”, “Deuce”, “God of Thunder”(con Gene Simmons volando y escupiendo sangre), “Lick it Up”, “War Machine” (con Gene soplando fuego de una espada), “Love Gun” (con P. Stanley volando entre el escenario y una plataforma cerca de la torre de sonido)… espectáculo, puro espectáculo.

Tras la fiesta de Kiss, nos acercamos a la War Zone para ver a Bad Religion como cierre de este segundo día hellfiestero. Los de California ofrecieron un gran concierto en un escenario que quizás se quedó demasiado pequeño para lo grandes que son. El público estaba ya bastante cansado (ya eran las 2:00 de la madrugada) y se notaba en los escasos pogos que se generaron, algo extraño con una banda como BD sobre el escenario. El éxtasis se vivió con “Punk Rock Song” y con “American Jesus”.

Antes de volver al camping me enteraba en la zona de prensa que el concierto de Clutch del día siguiente se había cancelado repentinamente debido a la muerte del padre de su cantante Neil Fallon… lo peor que te puede pasar en un festival es que una de las bandas que quieres ver se caiga un día antes de su actuación, sin embargo, de nuevo, la grandeza de la organización del Hellfest supo jugar muy bien sus cartas y en sustitución de los stoner de Maryland anunciaron un show especial de Down!!!... no solo arreglaban el desaguisado, si no que volvían a generar ilusión a la gente. Como había comentado antes, Anselmo haría este Helffest suyo.


Día 3 (domingo 23/06/2013)

Tercer y último día de festival, las fuerzas empezaban a flaquear y la tristeza por el fin de la Hellfiesta empezaba a sobrevolar nuestras cabezas, sin embargo el cartel del domingo generaba en mí una gran ilusión, incluso superior a la de viernes y sábado.

A las 14:00 h estaba de nuevo dentro del recinto, viendo el final de Mustach en el Mainstage; lo poco que llegué a ver me gustó y mucho. Seguidamente me dirigí al Valley (mi querido Valley) para ver a Graveyard. Durante los últimos meses había pasado de no tener referencias de esta banda de rock setentero procedentes de Suecia, a convertirme en fanático de sus álbumes; el concierto que ofrecieron fue sublime, tenía dudas de que fueran capaces de alcanzar el sonido (sobre todo las voces) de sus discos, sin embargo no es que lo alcanzaran, si no que lo mejoraban!!!, increíbles, de nuevo me quedaba con ganas de más tiempo de concierto.


Tras Graveyard, volví al Mainstage 1 para ver al genial Danko Jones. Danko asegura espectáculo y risas, entre canción y canción el canadiense ofrece auténticos monólogos que le hacen ganarse el favor y las risas del público. Tras el señor Jones regresamos al Valley (cantidad de paseítos Valley-Mainstage!!), para ver a Spiritual Beggars, siempre me han encantado los SB, sus discos son todos buenos y el “Ad Astra” bombardeó mi cabeza durante años, sin embargo, creo que el setlist que escogieron en esta ocasión, y las largas jams, hicieron desmerecer su actuación.

De nuevo en el Mainstage 1, vimos el nuevo proyecto del ex bajista de Metallica Jason Newsted, nombrado simplemente Newsted. Jason se ha rodeado de buenos (jóvenes) músicos en esta ocasión. Los temas del disco (también titulado Newsted) suenan bien en directo, quizás un tanto lineales; como último tema sonó el cover del Whiplash de Metallica, que provocó una fiesta total entre la gente.

Tras Newsted acudimos al Mainstage 2 para ver a los míticos canadienses Voivod, sin duda, uno de los shows que más me sorprendió, entrega total de la banda, en las últimas dos canciones saltaron al escenario Jason Newsted (fue bajista de la banda un par de años tras abandonar Metallica) para tocar el bajo y como no, Mr. Phil Anselmo (Anselmo 3rd part), que de nuevo acabó arrodillándose delante de la banda tras cantar a medias con Snake una versión del “Astonomy Domine” de Pink Floyd.

El siguiente concierto fue el “special show” de Down en el Valley (sustituyendo a Clutch). Al empezar Anselmo (Anselmo 4th part) pidió disculpas y dijo que se encontraba mal de voz tras el desgaste del fin de semana y que sería ayudado por el resto de la banda para ofrecer un buen show en memoria del fallecido padre del líder de Clutch, Fallon. En este concierto especial los miembros de la banda tocaron distintos instrumentos (Anselmo guitarra, Bower

Guitarra y bajo, Pepper bajo, etc.), saltaron al escenario los roadies a tocar algún instrumento, colaboraron la novia de Anselmo a las voces en un par de temas y Jason Newsted al bajo, etc. El setlist fue increíble: “Rehab” y “Swan Song” de Down, “Sisterfucker (Part I)” y “Blank” de Eyehategod antigua banda de Jinny Bower (cantadas por la novia de Anselmo); “High Rate Extinction” y “Conqueringde Crowbar la banda de Kirk Windstein (cantadas por Kirk); “Clean My Wounds” y “Albatrossde Corrosion of Conformity cantadas por Pepper Keenan y con Newsted al bajo; “Bridge of Sighs” versión de Robin Trower y para finalizar “Walk” de Pantera. Genial show, un gusto disfrutar de nuevo de tan buenos músicos y de canciones de bandas tan grandes como Crowbar o COC

Después de la locura con Down, descansamos hasta el concierto de Danzig. Para mí el concierto de Danzig suponía por fin ver sobre el escenario a uno de mis grandes ídolos de mi adolescencia; tenía una espina clavada tras sus cancelaciones del Azkena 2011 y del Sonisphere de este año, además, la única actuación de Danzig en España fue en un lejano Bilbo Rock en una época en la que era demasiado joven como para viajar hasta Bilbao por un concierto. Minutos antes del concierto el temor sobre lo que podía pasar no se iba de mi cabeza; durante los últimos años había leído de todo acerca de los shows de Glenn, sin embargo, con los primeros acordes pude comprobar que aquello iba a ser grande, muy grande... Sonido perfecto, la banda a un gran nivel y Mr. Danzig muy bien de voz; el setlist fué una mezcla de temas de Danzig y Misfits; para los temas de Misfist salía Doyle (legendario guitarrista de la banda punk) para colaborar con el resto de la banda y atemorizar a los espectadores con su “monstruosa” presencia; sonaron: “SkinCarver”, “Twist of Cain”, “Blood and Tears”, “Dirty Black Summer”, “Not of This World” y “Mother” de Danzig y “Death Comes Ripping”, “Vampira, “Turned Into a Martian”, “Skulls”, “Astro Zombies”, “Last Caress”, “Bullet” y “Die, Die My Darling” de los Misfits, con Doyle en la guitarra. Que decir, impresionante show, probablemente el mejor del festival, por cierto, en el lateral estaba de nuevo la gente de Down viendo el concierto, con Anselmo al frente (Anselmo 5th part).

Tras la barbaridad de concierto de Danzig, decidimos esperar, ver unas canciones de Volbeat mientras esperábamos al concierto de Ghost. Los noruegos Volbeat ofrecieron un show correcto, quizás han perdido un poco de la frescura e innovación de hace años, todavía recuerdo como me habían sorprendido en el Sonisphere 2010 de Madrid. La banda ha crecido, pero su show parece más prefabricado. Sorprende que esta banda sea tan grande por Europa y tan desconocida en España

La traca final del festival corría a cargo de Ghost. Encapuchados como siempre y con una puesta en escena perfecta ofrecieron un increíble show que los confirma como una de las bandas del momento, han llegado a lo más alto pero no a su tope, y siguen demostrando que todavía hay esperanza en el rock, que no todo está inventado, que todavía hay cosas por hacer y estilos que inventar, Ghost están en el camino de marcar una época, de convertirse en una marca. Su concierto fue muy bueno, pero sufrieron uno de los pocos desbarajustes del festival, cuando empezaba a sonar “Génesis” el sonido se apagó y tardaron en arreglarlo unos minutos; de nuevo sobre el escenario los escandinavos cerraron uno de los mejores festivales del verano en Europa, escondido tras un amplificador estaba de nuevo Anselmo escuchando a la banda (Anselmo 6th part).

Desde el mismo instante en que llegué me declaro fan absoluto del festival, ha sido sin lugar a duda uno de los mejores festivales, si no el mejor, a los que haya acudido nunca; la culpa de buena parte de esto, es del cartel y de la organización, pero también del ambiente y de la buena gente que acude a Clisson, además contaba con la mejor compañía del mundo mis desde ya “hermanos rockeros”: Santi, Serginho, Miguel, Anxo y mi querido Rubén. Especial también el encuentro con gente del foro del Azkena: Noid, Hanky, Danitoledo, Sr. Bolardo y Rockenberg. Me despido, esperando que os haya parecido interesante mi visión sobre la Hellfiesta 2013, y como no, pensando desde ya, en el HELLFEST 2014!!!.

Toni Gómez

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal