inicio
Jueves, 13 Junio 2013 10:29

Una noche para recordar con Napoleón Solo

Escrito por 
Valora este artículo
(5 votos)


El grupo granadino llenó la Sala Plantabaja en un concierto en el que tocaron casi todos los temas de sus álbumes Napoleón Solo en la Ópera y Chica Disco.

 

Como cada noche antes de un concierto en la Sala Plantabaja, decidimos ir a tomar la cervecita previa al mismo. En este caso, fuimos al mítico Bar Soria, donde siempre la intención de tomar solo una queda en eso, intención. Aunque era ya casi la hora en la que supuestamente empezaba el concierto, podíamos estar tranquilos, puesto que algún miembro de Napoleón Solo, junto con amigos y algún familiar, se encontraban de la misma manera echando esa cervecita para ir animándose

Así, con tranquilidad fuimos hacia la sala, nos colocamos cual groupies en nuestra esquinita de la primera fila, nos pedimos otra cervecita y a esperar a que empezase. Después de esto no tardaron mucho más en subir al escenario de la sala, que estaba prácticamente llena. Y es que, ¿cómo no iba a estar llena con ese grupazo tan querido por aquí que nos prometía un concierto tan especial?

Empezaban a lo grande con Adiós, que abre su segundo álbum Chica Disco y pasaban a Al final, del primero Napoleón Solo en la Ópera, dejando claro desde el primer instante que éste no iba a ser un concierto cualquiera. La excelencia de las guitarras de Alonso y Jaime y el bajo de José se notaba en temas como Sueña conmigo. Chasqueábamos los dedos al ritmo de Si el mundo no se acaba y Sentido y orden alcanzaba su máximo esplendor en directo, destacando la batería de Luismi. Comentaba Alonso, siempre con su particular gracia a la hora de hablar, que era el cuarto aniversario de la formación y que, en aquel entonces, tocaron por primera vez en Plantabaja.


Y llegaba así el momento de un bloque del primer disco, empezando con la homónima Napoleón Solo en la Ópera, pasando por temas como En el fondo de los sueños, De noche, Dibujos o Siempre me lo recordarás, hasta llegar a los éxitos Perdiendo el tiempo y El intercambio, con las que nuestra voz empezaba a abandonarnos. ¡Y aún estábamos a mitad del concierto! No faltaban tampoco esos temas de oportunidades, recuerdos e incertidumbre como No puedo disfrutar, Desastre No. 1 o Todo está tan cerca. Por si esto fuera poco, llegaba el momentazo Ramira, que hizo que todos fuéramos felices y saltáramos como Heidi buscando a Pedro. Por cierto, no os perdáis el tráiler de lo que será un enorme videoclip.

Poco a poco y a través de temas como Tiene que acabar (con la que también pegamos nuestros saltos), repasaron casi todas las piezas que componen sus dos trabajos, pues solo faltaron un par para completarlos. Aunque nos lo pasábamos como enanos con las canciones más moviditas, los chicos sabían que agradeceríamos Dama de cara blanca, en la que lo mejor era escuchar la genial interpretación vocal del tema por parte de Alonso. Y con esta última llegó el bis, un par de minutos para recomponerse con otro refrigerio y vuelta a empezar.

Badidibú, una de mis favoritas del segundo disco, abría la última parte del espectáculo, que continuaba con el tema Chica Disco que, a pesar de llamarse como el álbum, no está incluida en él. Pero la hermana de Alonso y sus amigas, que se sabían cada letra de la canción, nos ayudaron a seguirla. Antes de que ocurriera, el tema estrella del segundo trabajo y que ha conseguido una nominación a Canción del Año en los Premios de la Música Independiente, precedía a Sospecho sospecho, haciendo que con esas dos nos desgarráramos la voz. Pero fue Lolaila Carmona, el tema más aclamado sin duda alguna, con la que el público enloqueció, queriendo compartir ese momento entre todos los que estábamos presentes. Ya nos temblaban las piernas.

Historias y la melodía que le acompaña formaban el broche perfecto para el final de esa grandiosa velada, una velada en la que no paramos de sonreír, saltar y disfrutar ni por un sólo instante, sobre todo Alonso, que en ocasiones saltaba como una peonza haciendo que su melena le acompañara en el aire. En definitiva, fue una noche repleta simpáticas anécdotas por parte Alonso y de sobresalientes momentos que siempre quedarán en la memoria. Y de agujetas, muchas agujetas.

 

Por Ana López @Jamiiala

Fotos de Antonio J. @Jumayari

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal